Tango versus folklore

Más allá de un análisis minucioso, que dejo para los especialistas en el tema, lo que quiero es reflejar el sentir popular hacia una u otro estilo musical. Desde que tengo memoria el común de la gente no consideraba al tango dentro de la música folclórica, ni los tangueros, ni los amantes del folclore. A mi parecer la música popular representa de tal manera la región de donde procede que quien la escucha puede identificar su origen, simplemente por el estilo de sus composiciones. Y no me refiero solamente a nuestra música, la música de cada país tiene características propias que permiten identificar su procedencia. No es necesario ser un experto para darse cuenta al oír un pasodoble que es música española, o que una tarantela es italiana. Hasta los elementos folclóricos utilizados por compositores rusos, como Tchaikovsky en el Capricho italiano, o Rimsky Korsakov en el Capricho español son identificables con facilidad.

Lo que más diferencia al tango y lo identifica con la ciudad es la indumentaria utilizada por sus intérpretes. Gardel y Canaro cuando actuaban en el exterior se vestían "de gauchos", pero esto era considerado una extravagancia, y hasta ridículo; aquí todos usaban ropas "puebleras", porque en la ciudad la gente se vestía así. En cambio los intérpretes de folclore suelen usar prendas relacionadas con la región del país que representan, porque un paisano de Salta no se viste igual que uno del sur de Buenos Aires, ni como el que vive en Corrientes.

Otra diferencia serían los instrumentos que se usan, pero esto no solamente se aplica al tango, pues también se usan distintos instrumentos en la música folclórica, según la región del país, e incluso esto ha ido variando con el tiempo. Antiguamente se usaban mucho el arpa y el violín, después casi exclusivamente la guitarra. No es tan importante qué instrumentos se usen, sino cómo se los haga sonar. La flauta, la guitarra y el bajo eléctricos cuando se emplean con buen gusto, adaptándolos al tipo de música que se interpreta pueden sonar muy agradables y pasar casi desapercibidos junto a los instrumentos tradicionales.

De todas maneras la indumentaria, si bien se identifica con la música, es un elemento secundario. Lo que en realidad transmite las vivencias propias de cada lugar es la música, cuya melodía y la forma en que es interpretada son característicos de allí, y las letras de las canciones pintan el paisaje, las costumbres y la manera de ser de sus habitantes.

El tango suele denominarse también "música ciudadana", porque en general sus composiciones están referidas a ese ambiente, y los protagonistas de sus letras son gente de ciudad, hablan del barrio, del "bulín". Pero no todos los tangos son así, también está el llamado "tango campero", cuyas letras se refieren al "paisano", la "china", el rancho, e incluso hay títulos que no dejan lugar a dudas: "Nido gaucho", "A la luz del candil", "Pampero". En este caso es difícil diferenciarlos de la música folclórica tradicional, y las letras de "Nido gaucho" o "Clavel del aire" bien podrían pertenecer a una zamba.